Inventos casuales

surprised-womanEscrito para el programa: “Sabías Qué…?”

 

Muchos de los grandes inventos que nos rodean, fueron el resultado de la sabiduría y creatividad de innumerables investigadores, pero… ¿Sabias que… de la misma manera, existen muchos otros que fueron descubiertos… simplemente al azar?

Cuando Will Kellogg decidió ayudar a su hermano médico, cocinando para los pacientes del Sanatorio de Battle Creek en Michigan, jamás imaginó que dicho acto cambiaría su vida. Kellogg se preparaba a hacer el pan, cuando accidentalmente dejó una cacerola con trigo hervido desatendida por varias horas. Al mezclarlo con la masa, notó que esta se había vuelto escamosa, pero decidió hornearla de todas maneras. Fue así entonces que sin querer, Kellogg inventó un crujiente bocadillo al que posteriormente llamaría “Corn Flakes”, y que lo llevaría a crear la conocida compañía multimillonaria que hoy lleva su nombre.

Algo similar le sucedió al químico sueco Alfred Nobel, quien a raíz de perder a su hermano mientras manipulaba nitroglicerina, decidió concentrarse en hallar la manera de controlar aquella inestable sustancia. Un día, al derramarse accidentalmente el peligroso liquido sobre un tipo de tierra denominado diatomita, Nobel notó que dicha tierra había absorbido el líquido en forma completa, y que una vez mezclado con esta, podía ser moldeado en barras de fácil manejo. Nobel daría a llamar a este afortunado invento: Dinamita.

Si te gustan las palomitas de maíz, posiblemente le debas las gracias a Percy Spencer, quien en 1946, mientras inspeccionaba una forma de energía para alimentar equipos de radar, notó que un chocolate que tenía en su bolsillo se había derretido. Al descubrir esto, Spencer decidió hacer pruebas con otros comestibles, y al ver que estos se cocinaban de igual manera, se dedicó a diseñar una suerte de caja metálica donde aislar dicha energía, creando así las bases de lo que hoy conocemos como… horno a microondas.

Queda claro entonces, que las grandes invenciones, además de conocimientos e inteligencia, requieren también de un considerable golpe de suerte y gran inventiva. Por eso… ¿Qué te parece si ponemos Corn Flakes….mmm… en un microondas, y… luego… Ehm oh, ¡Ya sé! ¿Alguno de ustedes sabe donde podemos conseguir… dinamita?