Hombres y Mujeres

Escrito para el programa: “Sabías Qué…?”

Cuando las mujeres se encuentran cercanas a su periodo de ovulación, se inclinan hacia hombres de mayor estatura y con voces más graves. Un hombre con dichas características, suele considerarse socialmente fuerte y dominante, lo cual atrae a la mujer, quien de manera inconsciente ve en él a un compañero capaz de protegerla tanto a ella, como a los potenciales hijos de ambos.

Es por ese motivo que para muchas mujeres, la fidelidad emocional del hombre puede ser más importante que la sexual, mientras que para el hombre resulta exactamente lo opuesto, ya que a nivel instintivo, lo verdaderamente importante para este, no es la relación en sí, sino asegurar su descendencia.

Los varones suelen además tener dificultades para distinguir entre señales emocionales tales como: amabilidad y seducción. Desde la perspectiva masculina, una relación de amistad con una mujer, siempre puede prosperar hacia un romance, mientras que en términos generales, la mujer tiende a platonizar dicha amistad.

Se dice también que en los inicios de la raza humana, cuando las mujeres daban a luz, buscaban la ayuda de un hombre ya que perdían la capacidad de cazar y defenderse por si mismas. Sin embargo, cuando dicho hijo llegaba a la edad de 6 o 7 años, y la madre retomaba su independencia, se generaba un distanciamiento con dicho hombre. Este distanciamiento pareciera haber quedado impreso en nuestro ADN, y es reconocido hoy por muchos como: “la comezón del séptimo año”, que alude al momento de la vida matrimonial en el que muchas parejas suelen entrar en crisis.

Lo cierto es que más allá de procedencias, voces graves y comezones varias, hombres y mujeres podemos ser tan insufribles como atractivos. Por eso, habernos encontrado en la Tierra ha sido un claro golpe de suerte, aunque de a momentos se sienta simplemente como un golpe… a secas!